Why the future belongs to standards

By Elizabeth Gasiorowski-Denis on

A quick glance at the accelerating technological change over recent years, and the subsequent upheavals, could be enough to make us all fear for the future of the global economy. However, there are good reasons to be hopeful: the rapid changes in today’s interconnected world call for a renewed interest in international standards, making them more important than ever.

Change is nothing new. Nobel laureate Bob Dylan sang that “the times they are a-changin’…” back in 1964. The difference today is the pace of change. In his book, Thank You for Being Late: An Optimist’s Guide to Thriving in the Age of Accelerations, Thomas Friedman sees the world at a turning point. He believes that technology, globalization and climate change are reshaping our institutions – and rapidly. As his subtitle notes, this is an “age of accelerations” and we all need to keep up or risk getting left behind.

Aerial view of people working in an office. Given Friedman’s thinking on “accelerations” in technology and the disruptions it can cause, it is tempting to consider the impact on the “institution of standardization”. First, what is the rightful place of international standards in today’s global economy? Second, does cross-organization collaboration offer any clues about the nature and impact of world trade?

To answer those questions, consider the simple fact that globalization is connecting economies and cultures throughout the world like never before. Globalization is one of Friedman’s forces in the “age of accelerations”. But globalization is meaningless if you don’t have international standards. What does it mean to globalize if you can’t fall back on standards when trading globally?

I put this to Erik Wijkström, Counsellor, Trade and Environment Division of the World Trade Organization (WTO), and Paramita Dasgupta, Practice Manager for Trade & Competitiveness for the Asia Region at World Bank Group, and spoke to them about the impact these changes are having on international standards – and the role of international standards in our economic future.

“Made in the World”

Evidence of the radical changes Friedman describes in his book is all around us, in every part of our lives. Today, companies divide their operations across the world, from the design of the product and manufacturing of components to assembly and marketing, creating international production chains.

More and more products are “Made in the World” rather than “Made in the UK” or “Made in France”. Globalization is connecting economies and cultures worldwide. A car sold in Canada, for example, can be designed in France, with parts from Australia. A pair of pants sold in the United Kingdom can be made from South African cotton by factory workers in Thailand.

The nature of global trade is shifting once again. Wijkström says: “In a world with lower tariffs and lower transportation costs, trade patterns have changed, production has become more fragmented and dispersed; bits and pieces of products are produced in several countries, across several firms, before they come together as a final product for the consumer – a pattern of trade often referred to as global value chains.”

He argues that this trend makes the use of international standards even more important. Compliance with such standards, he says, “provides vital confidence to buyers and sellers along the value chain that inputs are compatible and safe”.

As successes or failures in one place affect ­people around the globe, this interdependency has profound consequences for international standards. However, the real breakthrough is coming about as their use is gaining traction in global trade.

Wijkström says that standards are so pervasive that explaining their usefulness is often best done by pointing at problems that arise from their absence. For example, plugs that don’t fit, paper jams in printers – or, imagine laptops with different types of ports for flash drives, or credit cards with different dimensions.

Changing patterns in global trade magnify the importance of these issues, he says. “A zero tariff does not help if the product traded does not ‘fit’ with another piece of equipment or component, or if there is a lack of confidence that the product is safe or of sufficient quality.”

Challenges and barriers

However, the picture is not all rosy. While trade liberalization has helped to lower tariffs to international trade, the importance of non-tariff measures in countries around the world has increased. Compared to tariffs, these measures are sometimes less transparent and often have ambiguous effects on trade. Nevertheless, government laws, regulations, policies or practices may be entirely justified – such as those limiting pesticide residues in food (food safety) or toxins in toys (child health). WTO rules strive to reduce as far as possible measures that unnecessarily impede market access while not undermining those that are effective in achieving their public policy objectives.

The recent focus in the WTO’s Committee on Technical Barriers to Trade (or TBT Committee) on how to demonstrate compliance with standards, says Wijkström, “underscores the difficulties with non-tariff barriers”. In practice, he adds, this might be about removing measures that involve too much red tape or time spent waiting at the border (Trade Facilitation Agreement), avoiding duplicative testing requirements (Technical Barriers to Trade Agreement), or ensuring that pesticide residue limits are not set arbitrarily but are based on sound science (Sanitary and Phytosanitary Agreement).

But here’s the thing, Wijkström cautions: an inability to show compliance with requirements in standards and regu­lations may become a significant hurdle for companies wanting to participate in international trade, effectively “disconnecting” participants from value chains. “The smaller players (developing country SMEs) are particularly vulnerable,” he says; “ for them the cost of compliance or demonstrating conformity – or even simply getting information about requirements in foreign markets – can become disproportionately high”.

To address this problem, the WTO, United Nations Department of Economic and Social Affairs (UN DESA) and International Trade Centre (ITC) have all joined forces and recently launched a new alert facility called ePing aimed at helping stakeholders (government, industry, SMEs, and civil society) keep track of product requirements in foreign markets.
This is also why the WTO advocates the use of international standards. “Indeed, the use of relevant international stand­ards is strongly encouraged in WTO disciplines because they can provide a sound basis for aligning government regulation, and, moreover, they often represent a high degree of consensus on how to deal with specific technical issues in an efficient (and often less trade-­restrictive) manner,” Wijkström says.

Girls using virtual reality goggles during a party

Optimism prevails

To understand the new phase of global trade that lies ahead, it’s important first to understand how international standards can help. Paramita Dasgupta says standards are integral to international trade, and trade is a critical component of achieving economic growth.

“Standards build confidence in the quality and safety of traded products (especially those from developing countries) by proving that they adhere to certain requirements, level the playing field on environmental issues, help protect consumers from harmful practices, and help small and medium enterprises compete internationally by spreading technology and best practices.”

 

The shifting tectonics of the modern economy make a clear case for the important role that international standards can play in driving sustainable and inclusive development, tackling inequality and helping to address some of the biggest social and environmental challenges targeted by the United Nations’ Sustainable Development Goals (SDGs).

Dasgupta says the international community has pledged to tackle market access barriers in a sustained and systematic fashion. For example, SDG 17 on strengthening the global partnership for sustainable development includes a commitment to increase the exports of developing countries and to enhance market access for exports from least-developed countries. As it happens, she adds, some of the SDG 17 targets related to trade entail or presuppose the completion of the WTO’s Doha Development Agenda, a round of trade negotiations that seek to improve market access for exports from developing countries as one of the main objectives.

Using international standards in shaping our response to the SDGs in our interconnected economy could prove to be the best decision the world has ever made. In particular, if the international collaboration on the SDGs bears fruit, the most marginal members of society will be rewarded. The success will be a win-win for all.

The importance of standards adoption across many dimensions is well known, says Dasgupta. “International standards have a big impact in that they support sustainable economic growth, help to provide good regulatory practice, and promote open international trade by reducing technical barriers – all of which are top priorities for the World Bank Group.”

She goes on to say that, in our fast-changing world, including that of standards, partnerships are essential for organizations like ISO to adapt to market access challenges. “The World Bank Group’s partnership with ISO is an excellent example: it gives our clients access to ISO’s technical expertise. Our joint priorities include analytical activities, technical assistance, joint training and events,” she says.

The World Bank Group also believes that private-sector collaboration is central to the standards agenda. There is a shift underway in how development partners design and implement activities to help developing country firms use standards to participate in trade. There is now a recognition that public-private partnership is no longer an option – it is essential.

Looking forward

Of course, a world with barriers-to-trade deals does not mean the end of trade. Instead, as Dasgupta points out, this calls for new alliances across institutions and international collaborations. Converting the promising world agenda into actual accomplishment will require the world to move forward. In other words, success will require partnerships.

We are all beneficiaries of open, fair trade. We are all beneficiaries of international standards, key to economic growth and sustainable development in a world bound ever closely together. We do not live in a perfect world; but we do live in a perfectible one. History shows that, over the long run, we have collectively made progress – and change – work.

Together, we can reduce trade barriers and create a more stable and transparent trading and investment environment, and so effect real change for our people and the world. International standards will be a growing factor in our economic future. So, let’s work together to keep up, or be left behind…

Contact

Elizabeth Gasiorowski-Denis
Elizabeth Gasiorowski-Denis

+41 22 749 03 25

This news comes from the ISOfocus:

Aerial view of blocks of flats in Geneva, Switzerland
Making history
From the birth of the first ISO standard to our emblematic management systems standards, we look back at ISO’s 70-year journey and some of the formative events that shaped its history.

10 Tips emocionales para disfrutar tu primer Maraton

20140504-210229.jpgDespués de un extenuante período de entrenamiento, te encuentras en la recta final para correr tu primer maratón. Es dicho por los expertos que durante el entrenamiento de 16 ó 20 semanas, el esfuerzo físico es el 85% y el aspecto emocional es solo un 15%, sin embargo durante la recta final y al momento de correr la prueba, el aspecto emocional cobra especial relevancia y ocupa el 85% y el aspecto físico sin dejar de ser relevante, lo hecho, hecho esta y se tiene que confiar en lo construido con tanta dedicación y en ocasiones, con sacrificio.

Por esta relevancia del aspecto emocional, quiero compartirte 10 tips que me han funcionado en cada aventura de correr el maratón y que me han ayudado a disfrutar esta siempre inolvidable experiencia.

1. Confía en lo construido. Durante los días previos al maratón, te invadirán pensamientos de duda, no los dejes llegar y reemplazalos inmediatamente por mensajes positivos. No permitas llegar comunicaciones de familiares o de amigos que no te agreguen seguridad a tu reto.

2. Reforza tu seguridad. Haciendo contrapeso al primer punto, apoyate en toda esa gente que sabe de tu reto y lo relevante que es para ti. No dudes en pedir mensajes de ánimo. Con el apoyo de las redes sociales se pueden tener fuentes abundantes de comunicación muy positiva. Recuerdo haber integrado en un archivo todos los mensajes que me hicieron llegar mis familiares y amigos y los llevé conmigo y los leí de nuevo la noche previa al Maratón de Toronto en el 2008. Todo un tesoro.

3. Lleva la voz de tus seres queridos. No siempre es posible llevar contigo a toda la gente que quisieras que te acompañara a vivir esta experiencia, sin embargo la tecnología permite ahora llevar en Notas de Voz mensajes valiosos de la gente que aprecias. Para mi pasado maratón de Chicago en el 2013 lleve notas de voz de mi esposa e hijas, que integré a mi playlist y aparecían de manera aleatoria intercalado con mi música. Vale oro un mensaje de aliento cuando vas lidiando con tus dudas en medio de un reto tan representativo en tu vida. Pide a quien mas aprecias mensajes e integralos a tu playlist. Te divertirás y animaras cada vez que los escuches. Puedes grabarlos cuantas veces quieras para que te aparezcan mas seguidos dentro de lo aleatorio de la ejecución.

4. Disfruta a la gente que corre. Ya en el día del arranque tendrás la oportunidad de convivir y conocer a mucha gente. Todos tienen un factor común contigo, son apasionados del running y pagaron el precio físico, económico y emocional para estar enfilados en ese corral en donde tu estas. Traen un sueño, una estrategia, temores, dudas y un fuego interno para lograr esa meta que los tiene despiertos y listos para arrancar. Conoce, convive, disfrutalos, tienen tanto en común que no faltará tema para entablar una comunicación y compartir la gran experiencia.

5. Has contacto con los espectadores. Una vez arrancada la carrera todo es disfrutar, sin dejar de mantenerte enfocado en tu estrategia de carrera, no dejes de interactuar con la gente que esta por las orillas animándote. Están allí para ti, con sus mensajes, con sus gritos, pasándote energía con cada chocada de mano que te dan. No dejes de leer los mensajes que llevan. Recuerdo varios muy buenos de la ciudad de Chicago en donde eran cerca de 2 millones de personas a lo largo de los 42.195 kilometros, “Run faster, NSA is tracking you” “you are running better than the government” haciendo alusión a las complejidades que tenía en ese momento el gobierno de Estados Unidos. Una gran cantidad de mensajes muy motivantes de hijos a papás, abuelos, esposos y tu tienes la gran ventaja de tomar como propio el que mas te guste y permitir llegar a ti esa buena vibra que te están enviando.

6. Has contacto con la ciudad. No hay mejor forma de conocer una ciudad que corriendo. Hay etapas de la carrera en donde todo esta bajo control, o debería, y lo que tienes que hacer es avanzar, a tu velocidad crucero y a tu ritmo cardiaco esperado, aquí es donde la atención que le pongas a disfrutar la ciudad te desconectara por momentos de los dolores de tu cuerpo y te darás cuenta de lugares maravillosos, escenarios que en automóvil no los apreciarias y además quienes diseñan las rutas de los maratones buscan llevarte por los lugares, escenarios, vecindarios mas representativos de la ciudad en la que estas participando. Disfruta cada paso.

7. Has contacto con gente que ya no esta contigo. Este punto es un poco complicado de explicar, espero transmitirlo bien. Cuando estas metido entre el km. 30 y 42, tu agotamiento te forza a echar mano de todas tus reservas físicas y emocionales. Los juegos mentales que tu hagas y que te traigan energía y emoción son un buen recurso para mantenerte avanzando. Recuerdo imaginarme a mi madre, quien ya no esta con nosotros y que siempre se sintió muy orgullosa de todos nuestros logros, esperándome en la meta, que me diría? Que expresión de felicidad tendría su rostro al verme cruzar la meta?. Un maratón en un momento de mucha reflexión muy profunda que deja huella en la vida de quien vive la experiencia.

8. Permite que tu gente te monitoree. Ya sea por aplicaciones de los teléfonos móviles o por el servicio que ya ofrecen muchos maratones de rastreo de los corredores, ayuda a que tu gente esté pendiente de ti y vaya viendo como vas avanzando en tu carrera. Ademas de ayudarte a recibir buenas vibras al final de la carrera, te servirá de compromiso para continuar en esos momentos cuando tu cuerpo te dice “ya basta, salte de la carrera” pero tu corazón te dice “adelante, te faltan solo 10 kms y ademas ‘your familiy is tracking you'”.

9. Graba tus propias memorias. Podrás recibir miles de consejos, leer libros y revistas, pero nada será mas valiosa que tu propia historia. Captala en tu mente y en tu corazón, registra cada momento, cada sentimiento, positivo o no tan bueno, cada experiencia formara una película en donde tu eres el actor principal y la podrás revisar cuantas veces quieras y seguirla disfrutando. Que nada te perturbe un momento tan grande que estas viviendo, traduce cada situación en algo positivo para que la suma de cada capitulo sea una experiencia inolvidable.

10. Comparte tus experiencias. El valor de cada experiencia se magnifica cuando se comparte. No dejes de compartir tus experiencias y servir de inspiración para que mas deportistas se motiven a vivir esta aventura que tu has vivido. Por los medios que estén a tu alcance dedicale tiempo a dejar por escrito lo que viviste, sentiste, experimentaste. Siempre piensa que existen personas que pueden encontrar en tu testimonio esa palanca decisiva para aventurarse en la experiencia transformadora de vivir un Maratón.

Espero que disfrutes esta gran experiencia y que estos tips te sean de utilidad para que cada vez seamos mas los afortunados de vivir esta gran aventura.

Mucho Éxito!!!
Fausto Yépiz

Cualquier comentario es bienvenido en:
@fy66
Fyepiz66@hotmail.com

Ligero de equipaje

Tengo que reconocer que lo que escribo lo hago como terapia, más que sentirme altamente orgulloso de lo sucedido.

Esta mañana al iniciar el 21k de Monterrey, en los preparativos para arrancar, por un terrible descuido tiro mis lentes obscuros, escuché que cayó algo, pero en mi reacción de segundos volteo y los busco y ya me los habían robado. Pregunté, los busqué desesperadamente sin ningun éxito.

Mi frustración, coraje, desmotivación me tenía devastado. Era una compra importante para mi y se complementaba con un regalo navideño familiar muy significativo, que sin ellos carece de sentido, y aparte de todo, había que correr los 21 kilometros.

Los primeros 10 kms fueron tortuosos, mi voz interna llena de odio me llevaba atormentado. La carga emocional estaba agotando mi cuerpo y se reflejaba en dolores musculares que normalmente no suelen aparecer y tengo que aceptarlo, hasta a Dios llegue a reclamarle, de que ha servido ser ejemplo de honestidad, deporte, vaaaa!! Nada daba sentido a lo que pensaba.

Iniciando la segunda etapa del medio maraton, entre todas las voces de fantasmas que escuchaba, sobresale una que me dice claramente: Ya deja de lloriquear, tu te estas quejando de haber perdido tus lentes y el lunes pasado un corredor perdió a su hijo de 8 años.

Este pensamiento calmó mis demonios, me centró, me permitió reenfocar mis fuerzas que tenía dispersas en emociones negativas. Baje la velocidad, caminé un poco, tome agua y retomé el camino. Estaba empezando la carrera de nuevo, a partir de ese momento empezé a escuchar las energizantes porras que antes ignoraba, empezé a saludar gente en la carrera, me reintegré a lo que estaba acostumbrado a hacer en cada carrera, disfrutar, animar, demostrar que es posible terminar un compromiso que se establece.

No digo que estoy feliz, me sigue doliendo mucho y no lo termino de procesar, pero creo que no es mas que una pequeña lección de lo arraigado que estamos a las cosas materiales y no nos damos cuenta de la cantidad de bendiciones que tenemos que es imposible cuantificar en dolares.

No son nada agradables estas experiencias pero sin duda debemos tener la capacidad de recuperar la lección que viene en su interior. Como dice Anthony de Mello en su libro Ligero de Equipaje: “El mundo esta lleno de sufrimiento. La raiz del sufrimiento es el apego a las cosas. El remedio esta en dejar caer el apego a las cosas”.

Como sea se aceptan donaciones para unos lentes nuevos, puede llamar al 1800OAKLEYFORCHICAGO.

😃 Es broma, creo que empiezo a procesarlo.

Gracias por acompañarme con tu lectura

Un abrazo
Bienvenidos comentarios
@fy66
Fyepiz66@hotmail.com
www.faustoyepiz.com
Fausto

20130421-160230.jpg

20130421-160246.jpg

Para no rendirse en el intento…..

20120620-195236.jpg

En esta nota compartiré mis tres pasiones, el correr, la navegación en el mar y el Desarrollo Organizacional.

En una ocasión que salíamos del puerto para disfrutar un buen día de pesca, y escucho que le advierten al capitán: Capitán ya estamos planeando. Obviamente no me quedé con la duda e indague a que se refiere con planear andando en un barco y su respuesta fue una amable explicación de que el barco cuando está en su proceso de aceleración con cierta inclinación va ganando velocidad de manera gradual mientras va luchando contra la fricción del agua. Durante esta etapa el motor va mas forzado y el consumo de combustible es mayor, esto dura mientras se alcanza cierta velocidad de tal forma que el barco sale totalmente a la superficie y el nivel de resistencia del agua es mínimo. En este punto la velocidad es más consistente, el desgaste menor, la eficiencia de combustible es la óptima y lo único que requiere es la dirección adecuada para llegar al lugar deseado, a este etapa de la navegación le llaman planear en el agua.

En el campo del deporte, en especial en el apasionante mundo del correr, es muy común escuchar de personas que se van iniciando en esta disciplina, que no pueden correr más de 15 minutos por que se sienten agobiados. Para estas personas es de valor saber cómo actúa el cuerpo durante estos primeros 15 minutos. Al igual que un barco navegando en el agua, durante el inicio de la sesión empezamos a ganar velocidad y el cuerpo empieza a lidiar con variables como el calentamiento de los músculos, la elasticidad de cada quien, en incremento del ritmo cardiaco, los pensamientos de duda que normalmente son cuestionándonos a nosotros mismos y el dato más relevante, el cuerpo durante los primeros 15 minutos consume las reservas de energía de más corto plazo que suelen ser de muy baja calidad. El cuerpo experimenta una serie de insatisfactores, molestias que nos cuestionan de manera reiterada si deberíamos seguir corriendo o decidimos mejor detenernos. Estas condiciones de arranque suelen suceder durante los primeros 15 minutos, hasta que nuestro cuerpo entra a la etapa de “Planeación” como el caso del barco, en donde los músculos ya están calientes y con suficiente elasticidad, el flujo sanguíneo y ritmo cardiaco llegan a una estabilidad que nos permiten correr de manera eficiente por una segunda etapa, que suele ser aproximadamente por unos 45 minutos más dependiendo de las reservas de mediano plazo con que contamos.

En el terreno del Desarrollo Organizacional cuando una empresa desea hacer un cambio en su forma de trabajar también suele encontrarse con este tipo de ineficiencias en sus inicios. Una resistencia al cambio motivada por la nueva forma de operar, la curva de aprendizaje para dominar las nuevas operaciones, temores y dudas que alimenta el radio pasillo , el requerimiento de un Liderazgo inquebrantable y motivante, son condiciones que pueden agobiar a una organización y sofocarla a tal grado que desista de su proceso de cambio, pero si se está consciente y se actúa en consecuencia con planes de capacitación, comunicación y un Liderazgo que convenza y entusiasme, la organización va a pasar esta etapa y entrará a su etapa de “Planeación” en donde los beneficios se empezarán a dar, la necesidad de seguimiento será menos exhaustivo y entrara a esta etapa de lograr eficientemente este proceso de cambio que en un principio parecía destinado a fracasar.

El punto que quiero enfatizar de estos tres ejemplos es la importancia de no quedarnos en el intento. Todo cambio trae un requerimiento especial, nuevos talentos, seguimiento y consistencia. NO debemos desistir!! Debemos estar conscientes de que estamos pasando por una etapa de arranque en donde se están moviendo recursos adicionales, la maquina se fuerza de manera especial, los avances no se ven como esperamos, pero todo lleva su tiempo y su avance orgánico, los músculos se irán fortaleciendo, cada elemento de nuestro organismo se va adecuando a la sincronía de la nueva dinámica de operar distinto, las fricciones se reducen, la eficiencia se incrementa y la velocidad entra a niveles óptimos y como el barco que empieza a planear, ahora lo que hace falta es darle un buen rumbo para llegar al destino deseado.

Esos Locos Que Corren han pagado el precio de pasar por esta etapa, las organizaciones exitosas también lo han hecho, teniendo el rumbo adecuado, todo cambio es favorable y alimentado por nuestro esfuerzo, talento y entusiasmo, nos hará disfrutar más la recompensa de llegar a cada etapa de progreso en nuestras vidas.

Espero que lo hayas disfrutado…

Fausto

www.faustoyepiz.com

Comentarios:

Email: fyepiz66@hotmail.com

Twitter: @fy66

20120620-195931.jpg